Blogia
No Fastidies

Sangre en plata y arte demente

Antes de ayer, al ver los informativos, casi echo la cena. En un avance muestran las matanzas balleneras de Japón, pero entre las imágenes destacaba la de un delfín acorralado en la piscina con su boca abierta (más que como amenaza defensiva, como gesto de clemencia) y con sangre salpicada en la cabeza. Un animal tan inteligente...tan sólo le falta hablar, y lo exterminan porque es tradición. Cojonudo. En la Edad Media también era tradición desollar viva a la gente, pero las costumbres cambian.
El día anterior había visto de casualidad en el informativo de Hilario Pino, la escena de los surfistas (más pijos no pueden ser, los pobres) intentando parar el acorralamiento de las ballenas bebé, y la desesperación de una de las chicas que al llegar a la playa comienza a llorar de nervio y de impotencia. Ahora acabo de enterarme vía Vaya tele, que la chiquita rubia es Hayden Panettiere. Y más pena aún porque con 18 años, es normal que llores con semejante rabia. Una adolescente que se las presumía bonitas y acaba de bruces con la realidad.
Además de pescadores brutos como piedras, hay artistas que se creen Dios y además, sus amigos y familiares, ni los encierran en el manicomio, ni nada. Leí ayer mismo en uno de los diarios de Deviantart, que un perro famélico fue expuesto como obra de arte en Costa Rica con la intención de dejarlo morir de hambre. En este blog aclaran los motivos del artista, y la vista gorda del vigilante. Su inspiración era una ridícula venganza. Ya no existe la canción protesta. La última moda es el "animalillo" ajusticiado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres