Blogia
No Fastidies

Las moscas tienen trompas

Pero no vuelan trompa.
El jueves me reuní para tomar un café a eso del final de la tarde y no se me ocurrió otro tema de conversación que el siguiente: ¿cómo se posan las moscas en el techo?
Mi teoría es que se posan en vertical sobre una lámpara o una pared y luego van andando hasta quedar boca abajo en el techo. No creo que las moscas hagan vuelos acrobáticos y se posen con la barriga hacia el techo en un solo movimiento. La teoría de mis amigas era la contraria: las moscas hacen acrobacias y sí pueden aterrizar en los techos. Después de mucho buscar debo dar la razón a mis amigas (me paso poco tiempo mirando moscas... Indeciso). Encontré la solución en webs religiosas. Manda trompas.

La mosca puede caminar con facilidad sobre las zonas más resbaladizas o posarse en el cielo raso patas arriba durante horas. Sus extremidades pueden prenderse a vidrios, paredes y techos porque están mejor equipadas que los pies de los alpinistas. Si sus ganchos retráctiles no son suficientes, las almohadillas de succión (sopapas) en las patas la mantiene pegada a la superficie del caso. La fuerza de succión es incrementada con un fluido especial.
El viaje aéreo de una mosca doméstica es un fenómeno muy complejo. En primer lugar el insecto inspecciona meticulosamente los órganos que usará para la navegación. Luego se prepara ajustando y equilibrando los frontales. Finalmente calcula el ángulo de despegue --que depende de la velocidad y dirección del viento-- por medio de los sensores que posee en las antenas. Después se lanza a volar. Todo ello sucede en una centésima de segundo. Una vez que se desplaza en el aire puede acelerar rápidamente y alcanzar una velocidad de diez kilómetros por hora.
Otra particularidad de esta experta en vuelos es su capacidad para "aterrizar" en el cielo raso, puesto que debido a la gravedad no se podría sostener y se caería. Sin embargo, ha sido creada con ciertos sistemas que hacen posible lo imposible. En el extremo de sus patas existen pequeñas sopapas. Además, ese dispositivo exuda un fluido pegajoso al tocar algo. Ese pegamento le permite adherirse al cielo raso. Cuando está llegando al mismo y apenas lo acaricia, extiende las patas, las sacude y se prende a la superficie.

Extraído de aquí y otra página de interés (sobre todo para aspirantes a ingenieros aeronáuticos y biólogos).

Y ya puesta a la labor, más datos sobre estos adorables insectos que nos arrullan con su melodioso aleteo:

(...) Los Dípteros son otro Orden de los Insectos, y, como su nombre indica, sólo tienen dos alas, las anteriores; las otras dos están sustituidas por balancines, que les sirven para mantener el equilibrio durante el vuelo. El aparato bucal es chupador y constituye una trompa, que no es que el labio inferior acanalado. Su metamorfosis es completa, y, algunos, en vez de poner huevos, se reproducen por pequeñas larvas. Pertenecen a este Orden la mosca, insecto peligroso por la multitud de gérmenes de enfermedades que transporta, de trompa carnosa con la que chupa los líquidos, y los tábanos, cuyas hembras tienen en su trompa un aparato perforante con el que causan heridas profundas. Los mosquitos tienen antenas largas y plumosas, los machos, y filiformes, las hembras. Éstas tienen las piezas bucales adaptadas para perforar la piel y chupar la sangre. Los machos, por carecer de estiletes arponados en el interior de su trompa, han de limitarse a chupar los jugos azucarados de las plantas.

Las Ciencias, El Mundo Orgánico
Ediciones Jover, S.A.
Barcelona, 1964

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

café para 3 -

Ya te lo decíamos... Alma de poca fe! Si tenemos experiencia sobrada en papar moscas y en su conocimiento científico.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres