Blogia
No Fastidies

Un San Valentín nada cursi

Oh, qué día tan bonito. Cuánto nervio esperando una llamada...de trabajo. Como de costumbre, a desesperarse durante horas. Total, los parados siempre estamos dispuestos. Además hay tantos. No me gustaría estar en RRHH.
Ayer se notó lo de Martes y Trece. El viento me destripó el paraguas. A consecuencia de ello, “¡oh, tragedia!”, se me corrió el rimmel. ¡Con lo chuli que iba yo con mi eyeliner inglés a lo Kate Moss! Es rojo, sí. Da un aspecto a lo zombi-punky, muy repulsivo. Pero el carnaval está aquí mismo, así que, caramba, ahora o nunca. Guau, impulsiva soy. Mañana piercing en la ceja.
Para celebrar tan rosado santo busqué fotos de Michi y Yoshirin, la amorosa parejita, vecina de Shin Chan. Son tan, tan empalagosos...No hubo suerte. En su lugar dejaré un aviso: Los bombones, en grandes cantidades, engordan.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres