Blogia
No Fastidies

Medallitas y males

Medallitas y males

En julio entré en una iglesia y una anciana me dió medallitas benditas de la Virgen por haber sido capaz de conservar la Fe. Lo gracioso es que era ella la mujer de Fe, Fe en que una joven de hoy en día seguía siendo como las jóvenes de su época. Y estaba tan emocionada la pobre mujer, que no fui capaz de confesarle que sólo entro en las iglesias por motivos artísticos y no religiosos.

¿Confesar? ¿Mentir en una iglesa? ¿Omisión de la verdad?

Según ella, gracias a las medallitas saldré de enfermedades, del paro y tendré ánimos para vivir. ¿Superchería? ¿Fe?

El caso es que no he sido quien de tirar las medallitas. Comprendedme, ¡las medallitas vinieron a mi sin nadie llamarlas!. Quizás necesite las bendiciones. 5 bendiciones para cinco males. Algunos maldecirían a esta señora por meterme el miedo en el cuerpo pero yo digo: Benditos los que reniegan de estas prácticas religiosas porque sólo lo hacen por llevar la contraria.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres